Castillo de Hellbrunn

El Castillo de Hellbrunn fue construido por voluntad del príncipe arzobispo Markus Sittikus von Hohenems como residencia veraniega del soberano. Amante del estilo de los palacios de campo italianos, el alto prelado confió el encargo a Santino Solari, responsable también de la reconstrucción de la Catedral. Tomando por ejemplo las villas renacentistas transalpinas y aprovechando la riqueza natural de aguas de las que son ricas las cuestas del monte Hellbrunn, Solari dio prueba de la inmensa riqueza de su magnate.

El Castillo, más que un lugar de residencia, representó una manifestación de poder por parte del arzobispo. Además de las habitaciones y de la construcción del edificio en si, lo que hace único el edificio y que tenía que ser representación del poder temporal del príncipe, son los jardines y los juegos de agua que hay.

Los cursos de agua que bajan del monte son encauzados en arroyuelos, lagos y fuentes. Con un increíble trabajo de ingeniería hidráulica y casándo el arte renacentista con aquel de la jardinería, sobre el modelo del Jardín de Pratolino en Florencia, el parque de Hellbrunn fue transformado en un parque de diversiones y maravillas ante litteram, en el que los huéspedes del señor eran entretenidos entre bromas de agua, fuentes espectaculares, grutas y juegos mecánicos fruto de la ingeniería hidráulica y el estro de los artistas de la época. Siempre en base a las nuevas modas teatrales y a las culturas y a las filosofías del período, von Hohenems hizo realizar el “Teatro de la roca“, obtenido de la cantera de piedra del monte Hellbrunn.

En los principios del ‘700 el jardín fue “modernizado” por el entonces inspector de los jardines, Franz Anton Danreiter. Para conformarla con los nuevos gustos señoriales, esta obra de reexaminación del Parque vio la añadidura de las estatuas mitológicas.

Curiosidades

Con tal de representar de por si una curiosidad, el castillo de Hellbrunn ofrece también detalles picantes sobre la vida del príncipe arzobispo Markus Sittikus von Hohenems.
Sobre el monte Hellbrunn también se encuentra el palacio Waldems, llamado también “palacete de un mes”. En realidad parece que la construcción del edificio sólo haya durado pocos meses y que el fin del palacio fuera de acoger a la amante del mismo von Hohenems.

Informaciones

  • Schloss Hellbrunn, Wasserspiele
  • Fürstenweg 37
  • tel. ++43 (0)662 82 03 72-0
  • fax ++43 (0)662 82 03 72-49 31
  • schloss.hellbrunn@stadt-salzburg.at
  • Página web: www.hellbrunn.at

Hotel Consigliati

Hotel Amadeus

Hotel AmadeusEl Altstadthotel Amadeus, situado en una zona peatonal tranquila del centro hist [...]

Hotel Rosenvilla

Hotel RosenvillaEl Rosenvilla est [...]

Arena City Hotel Salzburg

Arena City Hotel SalzburgEste hotel est [...]

Hotel am Dom

Hotel am DomEl Hotel am Dom est [...]

Hotel Guter Hirte

Hotel Guter HirteEl Hotel Guter Hirte, de gesti [...]

Austria Trend Hotel Altstadt Radisson Blu Salzburg

Austria Trend Hotel Altstadt Radisson Blu SalzburgEl Austria Trend Hotel Altstadt Radisson Blu Salzburg es un hotel de 5 estrellas ubicado en un edificio hist [...]

Scopri cosa fare a Salisburgo